Historia for Dummies

Por: Sara Galico

Recientemente, nuestro H. Presidente se aventó una puntada espectacular. Anunció que había enviado una carta a la Corona Española solicitando que nos pidan disculpas por los atropellos y crímenes cometidos durante la Conquista. El Rey de España, Felipe VI, lo mandó directito al diablo, rechazando su respetuosa invitación a disculparse y señalando por medio de un mensaje, que la llegada de los españoles a tierras mexicanas hace 500 años “no puede juzgarse a la luz de consideraciones contemporáneas”. 

Los memes estuvieron en su máximo apogeo, haciéndonos reír cada vez que entramos al Facebook o Insta… Han pasado ya algunos días y la noticia no se ha esfumado, algunos analistas dicen que es una cortina de humo, una distracción de nuestro audaz presidente para despistarnos de otros temas importantes de la agenda política. No lo dudo, pues Andrés Manuel es un genio en hacer campañas que señalan lo que él quiere señalar, y escondan lo que le incomoda.

“Solo es ofrecer disculpas, pedir perdón para hermanarnos y reconciliarnos”, señaló durante su conferencia matutina de la semana pasada.

Aaaah chinga… ¿apoco no somos hermanos ya, en verdad cree que seguimos peleados con los españoles por la Conquista? Si, durante la década de los treintas, recibimos aproximadamente a 25 mil refugiados españoles en México que escapaban de la guerra civil y las persecuciones del régimen de Franco. Una clara señal de hermandad y reconciliación.

Photo by Mikes Photos on Pexels.com

Ya somos hermanos, y también somos aliados. Somos más cercanos a los españoles que a cualquier país europeo. Colaboramos con ellos en intercambios comerciales, académicos y culturales. Somos tan compadres que el primero en confirmar su asistencia a la toma de procesión del 1 de diciembre, fue precisamente el Rey de España.

Serán ganas de pelear de nuestro presidente, o de permanecer relevante en su eterna campaña política, pero lo más problemático en mi opinión, es que López Obrador no conoce las diferentes versiones y variables de la historia de nuestro país. Pareciera que para él, la historia es una doctrina y es la que viene impresa en los libros de texto gratuitos de la SEP. La versión aburridísima que nos convierte en víctimas del mundo entero, y que convierte a nuestros héroes en personajes bonachones, exageradamente aburridos que no supieron dialogar para resolver sus diferencias y terminaron matándose entre ellos. Una versión maniquea de los hechos, una versión polarizada e irrelevante para las demandas sociales de la actualidad.

Portada libro de la SEP

Por eso a la gran mayoría de los niños y los jóvenes no les gusta la historia de nuestro país, y sus profesores, necesitamos hacer circo, maroma y teatro para enseñar versiones en las que podamos relacionarnos con los acontecimientos del pasado desde la actualidad, versiones en las que seamos protagonistas, y no espectadores aburridos. Versiones en las que también somos los villanos, especialmente ante la indiferencia del sufrimiento de los pueblos indígenas. 

Porque la Conquista fue perpetrada hace 500 años por los españoles, que con el apoyo de las comunidades originarias indígenas ayudaron a Cortés y a su ejército a desbancar a los mexicas, pero las injusticias heredadas a la actualidad, las cometen nuestras instituciones gubernamentales, educativas, económicas, sociales y culturales todos los días, cinco siglos después. Las injusticias de la Conquista, las perpetuamos todos los mexicanos.

¿Podremos culpar a los malvados españoles por el racismo, el clasicismo, la falta de oportunidades, la pobreza, la corrupción? Nuestro presidente quiere cargarles al muertito a los europeos, y lavarse las manos. Tal vez también intente culpar a los españoles por haber insultado a los pobres, comparándolos con animalitos que deberían ser alimentados como mascotas. 

Porque mediante este discurso, convierte al pueblo mexicano en una víctima, y no en un agente de cambio con responsabilidad social. 

Los mexicanos tenemos que entender que somos lo que somos, gracias a nosotros mismos, y no por culpa de los europeos o los norteamericanos. Necesitamos responsabilidad para dejar de cavar nuestra propia tumba. Tomar al toro por los cuernos y empezar a crear una narrativa distinta a la historia de bronce y encontrar la forma de quitarnos el grillete del rencor y la victimización para tomar lo que nos corresponde con protagonismo y responsabilidad. Con determinación y pantalones.

Eso es lo que necesitamos los mexicanos, dejar las excusas y apuntar el dedo hacia nosotros mismos. ¡No estamos libres de culpa, así que sugeriría que reflexionemos antes de aventar piedras! 


Una respuesta a “Historia for Dummies

  1. Muy cierto. Es tan fácil ponerse de víctimas, sin querer reconocer que nuestros ancestros aztecas tenían lo suyo. Se dice que los españoles violaban a las mujeres aztecas, peto no se explica que ellas eran unas p,,,s!!!
    Habría a leer el libro de historia de España para conocer los dos lados de la moneda, antes de lanzar una piedra, la cual no sabemos
    dónde vax a caer.
    Lo triste es que el pueblo de México gentes co.o tu y como yo, a acabamos pagando los platos rotos por nyestD.F. o querido y caprichoso presidente!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s